Llega el verano y con él el eterno debate sobre si los niños deben hacer deberes en esta época estival, aunque solo sean “20 minutitos diarios de lectura”… En fin… Cuadernillos, tareas, deberes, etc. Que sólo hacen que los niños se agobien y los padres más… Así no hay quien disfrute de las vacaciones.

Lo primero que me gustaría decir es que hay adultos que no escriben a diario y no por ello se les olvida, al igual que hay adultos que no han cogido un libro nunca porque simplemente no disfrutan leyendo pero saben leer… Pero a nuestros hijos… les obligamos a leer y a escribir.

Soy de las que opino que si haces algo obligado sólo sirve para que cojas manía a ese “algo” ya sea leer, escribir, hacer ganchillo o darle patadas a un balón. La obligación no es una buena amiga… ¿o tú cuando haces algo obligado lo haces con mucho interés, muchas ganas y mucha motivación? Déjalo. No contestes. Ya se me sé la respuesta.

Llega el verano y con él el eterno debate sobre si los niños deben hacer deberes en esta época estival, aunque solo sean “20 minutitos diarios de lectura”… En fin… Cuadernillos, tareas, deberes, etc. Que sólo hacen que los niños se agobien y los padres más… Así no hay quien disfrute de las vacaciones.

Lo primero que me gustaría decir es que hay adultos que no escriben a diario y no por ello se les olvida, al igual que hay adultos que no han cogido un libro nunca porque simplemente no disfrutan leyendo pero saben leer… Pero a nuestros hijos… les obligamos a leer y a escribir.

Soy de las que opino que si haces algo obligado sólo sirve para que cojas manía a ese “algo” ya sea leer, escribir, hacer ganchillo o darle patadas a un balón. La obligación no es una buena amiga… ¿o tú cuando haces algo obligado lo haces con mucho interés, muchas ganas y mucha motivación? Déjalo. No contestes. Ya se me sé la respuesta.